30 ene. 2008

~ y ya nada es como antes

Te miro. Eres la sombra de la persona que me enamoró. No eres más que un recuerdo. Recuerdos de risas, palabras enlazadas que al salir de tu boca se convertían en poesía, silencios llenos de palabras. Pero tu corazón ahora está al revés. O quizá es el mío. Y todo cambia. O quizá todo sigue igual, pero al cambiar tu mundo, el mío ya no es igual. El mío ya no puede ser igual.

Con las palabras puedes herir tanto a una persona que ni si quiera notaría el impacto de mil balas en su cuerpo. Y lo peor es que cuando disparas balas, eres consciente, pero con las palabras no pasa lo mismo. Todo el mundo está cambiando. Personas que antes se reían del comportamiento de otras, ahora lo imitan. Personas que antes no tenían interés en algunas cosas, ahora las compran, las utilizan, o las fotografían. La música cambia, incluso los libros cambian (aparecen). Y yo sigo aquí, en mi nube, viendo cómo personas que antes vivían conmigo se caen y se dan un golpe contra el suelo. Viendo cómo personas que se reían de los que estamos aquí arriba, intentan subir por todos los medios. Y lo peor es que lo consiguen.

Lo peor es que esas personas nunca entenderán nuestras metáforas. Las metáforas que ahora ellos tararean. Las metáforas de las que se reían.Esas personas nunca entenderán lo especial que puede ser un atardecer, una bolsa de chucherías o los rayos de sol colándose en una habitación por la ventana. Los modos macro, súper macro o los objetivos intercambiables. Películas demasiado especiales.

Y mientras siento como si me arrancaran trozos de corazón, tú sigues en tu mundo. Arrancándomelos. Y no te das cuenta…

1 comentario:

Fotógrafo del cielo dijo...

Y con tu corta edad,
me sorprende lo bien que te expresas
me encanta como lo haces
:)

Tambien visitaré tu blog a menudo
si no le importa